Aprendiendo a caminar

Aprendiendo a caminar

El bebé se está parando y con ganas de salir a recorrer las habitaciones de la casa. AHH!! Un terremoto se avecina… Atención, el bebé está aprendiendo a caminar.

El primer cumpleaños. Pasó tan rápido y pasaron tantas cosas que no se puede creer. Ya pasó de estar acostado y durmiendo casi todo el tiempo a estar sentado y tirando cosas. Logró pararse y dar sus primeros pasitos. Pero atención, el camino de lamarcha recién empieza y pueden haber avances y retrocesos.

Hay mucho camino por recorrer hasta consolidar la posición erecta. En general cualquier logro en el desarrollo implica tiempo de ejercitación, ensayos y errores, adelantos y atrasos.

Pueden sucederse diversas situaciones que traban o detienen el proceso:

  • Caídas importantes socavan la confianza y la seguridad en uno mismo. El necesita de un tiempo hasta recobrarla y volver a tomar coraje para intentarlo nuevamente.
  • Por lo general se producen caídas leves sin consecuencias. Si vos te asustás y no le trasmitís confianza a tuhijo, seguro que él se vuelve temeroso, no suelta ni tu mano ni la pared o camina en puntas de pie. Así como debebé se daba cuenta de tu estado de ánimo y le trasmitías tus tensiones también ahora sigue tan conectado como entonces y sos vos la que va a determinar si una caída menor es o no seria y dolorosa.
  • Estados de malestar o enfermedades que requieren de estar en cama pueden interferir en la adquisición de lamarcha.
  • Situaciones traumáticas o sorpresivas hacen que se desvíe la energía disponible en la elaboración de las mismas. Separaciones, muertes, mudanzas o emigraciones pueden ser alguna de ellas.
  • Un futuro hermanito puede dar vuelta todo lo logrado. El impacto es fuerte y hay que saber dar licencias hasta que las cosas se vuelvan a acomodar y poder seguir adelante.

Para que tu hijo pueda caminar son varios los ingredientes que se necesitan:

1.      Que adquiera equilibrio y confianza,

2.      Que ejercite y practique para fortalecer sus piernas,

3.      Que lo acompañes, estimulándolo sin presionar,

4.      Que no te asustes ni le des gran importancia a una leve caída,

5.      Que tengas paciencia y no apures este proceso,

6.      Que el clima emocional sea calmo y contenedor.

7.      Que le festejen sus logros.

Siendo que ahora para tu bebé lo más importante es el logro de la marcha y su ejercitación, el interés por los juguetes queda relegado por un tiempo.

Copyright Mam’s & Baby’s

- Siendomadre

Deja un comentario