Celos por la llegada del hermanito

Celos por la llegada del hermanito

La llegada de un hermanito es una experiencia muy fuerte para cualquier chico. Ansiedad, temor, rechazo, amor y celos son varios de los sentimientos que se despiertan y que pueden llevar a situaciones conflictivas. Veamos algunas de las más comunes, sus causas y una posible solución.

Tristeza por la llegada del nuevo bebé:

Que se lleven al hermanito“, “Ahora no quiero nada que venga“, “¿Y si lo tiramos a la basura?” Estas son algunas de las muchas frases que cualquier niño normal puede decir ¿A qué se deben? Posiblemente se sienta ignorado con la llegada del futuro bebé, la mayoría de la familia está ahora pendiente del gran acontecimiento y él se siente en segundo plano, perdiendo su posición de “rey del castillo“ ¡Siente celos!

¿Qué hacer?

  • Permitile expresar sus sentimientos negativos y no lo castigues cuando lo haga. Reconocé su dolor, bronca o celos y aprovechá la oportunidad para reasegurarle que sigue siendo especial.
  • Tratá al bebé en forma abiertamente cariñosa y amorosa. Si evitás hacerlo en presencia de su hermano, éste podría pensar que tu amor es fluctuante y que sólo lo demostrás en ausencia de un tercero.
  • Según la edad que tenga, pedile que te ayude con alguna tarea del cuidado del bebé.
  • Tratá de jugar sólo con él mientras el bebé duerme. Esta es una buena forma de reasegurar el vínculo.

“¡Acá estoy!” Quiero atención, por favor

Ya había dejado los pañales y se vuelve a hacer pis. O habla como un bebé. O quiere la teta.. Tu hijo actúa sus sentimientosde celos, en lugar de decirlo lo hace. Como siente que el bebé es el foco de la atención de todo se comporta como uno.

¿Qué hacer?

  • Poné límites a sus conductas, no a sus sentimientos. Por ejemplo, le podés decir “no hace falta que te portes como un bebé para que yo me de cuenta que estás celoso“.
  • Mostrale otra forma de manejar su bronca.
  • Que te ayude a atender al bebé, que te alcance un pañal.
  • Tenele paciencia y tolerancia, sobre todo, no lo critiques ni lo burles.

“El es el favorito”

Muchas veces un chico puede quejarse de que siempre el otro recibe un mejor trato o es más tenido en cuenta. Antes que nada, escuchá atentamente las quejas y pensá si realmente tienen fundamento. A veces, sin darte cuenta, podés actuar en forma privilegiada con un hijo, ya sea porque es el menor, porque está con fiebre o simplemente porque es un comprador.

En caso de que sea así, está en vos cambiar la conducta. Puede ser que el quejoso necesite un poquito más de atención y mimos y que reconozcas sus limitaciones.

Copyright Mam’s & Baby’s

- Siendomadre

Deja un comentario