Etapa oral

Etapa oral

¡TODO LO QUIERE YA!!!

El desarrollo del psiquismo infantil es uno de los procesos más versátiles, dinámicos y espectaculares. Se empieza a formar desde el instante mismo de la concepción, comenzando con la total dependencia de los padres hasta lograr la autonomía adulta. Esta es la evolución del ser humano

¡Quiero teta !

Durante las Iras semanas de vida, el recién nacido tiene una serie de necesidades biológicas. Su mamá se encargará inmediatamente de satisfacerlas, brindándole sensaciones muy placenteras. Madre e hijo están en esta etapa ligados el uno al otro, dónde ella vive para él a la vez que le da vida.
Una madre que no es capaz de satisfacer al bebé en sus Iros, pasos a la vida, le produce a éste gran tensión. El bebé se manifiesta inquieto, quejumbroso, tenso y rígido. Sus síntomas: vómitos, llanto, diarrea, trastornos del sueño. Y, en algunos casos; puede tener problemas de crecimiento.

 Necesidad – Satisfacción:

  • Si el bebé tiene hambre, su mamá lo alimenta.
  • Si tiene frío, lo abriga.
  • Si tiene sueño, duerme.
  • Si está incómodo, cambia de posición.
  • Si está sucio, lo higieniza. Si está molesto, recibe consuelo. Etc. etc.

Desde el nacimiento al año de vida, el bebé se comunica con su mamá a través del llanto, la sonrisa, y demás sonidos que manifiesten su placer y su dolor. Su mamá es la encargada de interpretar cada uno de estos gestos y actitudes – que mucho distan de las palabras – para poder darle lo que necesita. El bebé se gratifica en su mover de labios, en su mensaje balbuceado y en su atenta mamá que es el modelo del habla.

 LOS JUEGOS EN LA ETAPA ORAL:

Durante el primer año de vida, los juegos y juguetes preferidos de tu bebé son:

 A los 3 meses:
Tocar objetos brillantes de diferentes texturas y consistencia al alcance de su mano y su boca. Disfruta mucho del contacto piel con piel con sus padres. Esto lo calma de ciertas molestias, como las provocadas por los cólicos.

A los 5 meses:
Aros para morder. Con el pañal, el juego de las “escondidas”. Comienza a ingerir papillas, y la comida; es un juego más.

A los 6 meses:
Tortita con las manos. Quiere tocar y jugar con la comida. Si sigue mamando comienzan a morder los pezones, ya que forman parte de la investigación de las sensaciones.

 A los 8 meses:
Juego con las imágenes del espejo, tirar y recoger cosas desde la cuna.

 A los 9 meses:
Escondidas con la sábana y busca objetos escondidos. Gateo.

 A los 11 meses:
Juguetes de empujar, camina con ayuda.

Al año:
Aros superpuestos, torres de 2 o 3 cubos.

 TODO A LA BOCA

El recién nacido es capaz de prenderse al pecho de su mamá y de su leche se alimenta. Está satisfecho, sin embargo, se chupa su manito… . Desde el nacimiento hasta el año y medio el bebé atraviesa una etapa. “la oral”, por la cual tiende a llevar todo objeto que alcanza a su boca. Es a través de su boca y de su piel que el bebé conoce y aprende acerca del mundo que lo rodea. Además, en el acto de succión, morder, chupar, así como las caricias, masajes y mimos que le hagan: son sensaciones que lo colman de placer a la vez que satisfacen sus necesidades.

 Un bebé que chupa todo lo que se lleva a la boca ¿Se está quedando con hambre?

Recordemos que la boca es la zona de máxima estimulación y placer para el bebé, entonces hay que separar la idea CHUPAR – HAMBRE y poder pensar en CHUPAR – PLACER.

Un bebé que está molesto y se calma al chupar el chupete o su manilo no tiene hambre. Si tuviese hambre; sólo se calma cuando es alimentado. Entonces, cuando un bebé llora, se debiera tratar primero de calmarlo acunándolo, cantándole o acariciándole antes de alimentarlo.

Dr. Martín Gruenberg, pediatra.

 

Mom´s Copywright

- Siendomadre

Deja un comentario