Ejercicios para estimular al bebé en sus primeras semanas de vida

Ejercicios para estimular al bebé en sus primeras semanas de vida

Ejercicios para estimular al bebé en sus primeras semanas de vida

 Las  primeras seis semanas de vida son fundamentales en el aprendizaje de tu bebé y requieren de tu activa participación. Te brindamos algunos ejercicios para realizar con él que favorecen su estimulación.

 Desde que nace, tu bebé comienza el increíble camino de apasionarse frente al descubrimiento de los sonidos, colores y vistas que lo rodean. Tu bebé depende esencialmente de sus sentidos para relacionarse con el mundo y los estímulos que le sean provistos durante su primera infancia influirán sobre sus sensaciones. Las experiencias que le proveas mejoran su desarrollo intelectual y emocional.

Un ambiente armónico
Es importante que durante los primeros seis meses de vida tu bebé viva en un ambiente alegre, que lo incentive a descubrir una diversidad de sonidos, de olores, de colores, de imágenes, de texturas.

Y, a medida que crece, es recomendable que su imaginación sea estimulada por juguetes no siempre convencionales (sillas que se convierten en autos, cajas que flotan y son barcos). Es más provechoso, según los especialistas, inducirlo a que encuentre nuevas aplicaciones para juguetes viejos, antes que proveerlo constantemente de nuevos.

El rol de los papás
¡Ustedes cumplen un papel irreemplazable en su estimulación desde los primeros días!
Y esta se realiza a través del juego, que es un factor fundamental en el aprendizaje. A través de este, su bebé; desarrolla capacidades, conocimientos y habilidades.

¡Qué fuerte que soy!
La primera parte del cuerpo que tu bebé debe aprender a controlar es su cabeza, que es proporcionalmente más grande y pesada que el resto de sus miembros. Cuando puede levantarla del colchón, empieza a aumentar su fuerza y se siente estimulado a moverla a ambos lados.

Un nuevo mundo frente a sus ojos
A las seis semanas de vida puedes sentarlo en posición erguida, sostenido por almohadones. Ya fija la vista y puede ver lo que ocurre a su alrededor. Esto lo estimula a observar y participar de la vida circundante.

¡Qué bellos sonidos!
A las cuatro semanas tu bebé reconoce voces, sobre todo; las más habituales en su vida. Mantén tu cara muy cerca a la suya al hablarle, así responderá con sonrisas y gorgoritos. A medida que tu bebé crece, comienza a crear una especie de “base de datos” de los sonidos más frecuentes que escucha en su ambiente.

Ejercicios que puedes realizar:

  • Adquisición de fuerza en su cabeza: mantenlo boca abajo e intentará levantar su cabeza. Así gana fuerza y fortalece su columna vertebral, preparándose para sentarse y luego, para gatear y caminar.
  • De flexión y estiramiento de sus piernitas: aprovecha para realizarlo el momento del cambio del pañal. Tómalo con cuidado de los tobillos y estira sus piernas repetidamente.
  • Del aviador: este juego le estimula el desarrollo físico. Acuéstate con las rodillas flexionadas y sostenlo apoyando su estómago en tus rodillas. Entonces, tomándolo de las manos, estírale suavemente sus bracitos. Repite el movimiento una y otra vez, ya que fortalece sus músculos abdominales y lo impulsa a levantar la cabeza. Al mismo tiempo, tú realizas ejercicio.
  • De estiramiento de brazos: acuéstalo boca arriba y tómalo de sus pulgares. Lleva el brazo por encima de su propia cabecita. Al bajarle el brazo, repite el movimiento con el otro brazo. Otro ejercicio consiste en sostenerlo sobre tu falda, con la espalda contra tu pecho y desde esa posición estírale suavemente los brazos a un costado, hasta ponerlos en cruz, luego vuelve a la posición inicial y repite el ejercicio.

 Los primeros meses de vida son de aprendizaje extremo para tu bebé a la vez que se crea y solidifica el vínculo entre ambos. Aprovéchenlos al máximo y ¡disfruten juntos!

 

Copyright Siendo Madre

 

Si te gustó esta nota, te recomendamos leer:

- Siendomadre

Deja un comentario