7 Problemas frecuentes en la lactancia

7 Problemas frecuentes en la lactancia

Te brindamos tips para superar los problemas frecuentes que pueden surgir mientras amamantas.

1- Grietas de pezón

Las grietas son lastimaduras en la piel del pezón debido a una mala prendida o una posición incorrecta del bebé.

Es recomendables veas a una puericultora o acudas a un centro de lactancia materna.

Mientras tanto, te sugerimos:

  • Expón tus pezones al sol, de ser posible, 15 minutos diarios.
  • Lávalos con agua tibia, sin jabón.
  • Al finalizar la mamada, pásales unas gotitas de tu leche que posee un factor cicatrizante y regeneran el tejido.
  • Las pezoneras de silicona NUK te garantizan un amamantamiento más confortable. Están hechas de una silicona ultra fina que te aseguran una mejor adherencia a la piel del pezón.

2- Mis pezones no sirven para amamantar

¡Tranquila! Tienes que saber que no todas las madres tienen los pezones perfectamente formados para el amamantamiento.

Si los pezones son planos o invertidos dar el pecho puede resultar más laborioso. No te angusties. Para mejorar la forma y salud de tus pezones te recomendamos:

  • Airea tus pezones todo el tiempo que puedas
  • Lubrícalos con tu propio calostro o leche.
  • Ayudan los casquillos NUK para que los pezones se vayan formando. Puedes usarlos desde el tercer trimestre del embarazo, así una vez que empieces la lactancia estarás lista para amamantar.

3-  Dolor intenso con la bajada de la leche

Quizás, al cuarto o quinto día del posparto, cuando se produce la bajada de la leche, sientas dolor. Las mamas se congestionan, endurecen y sensibilizan debido a que debes producir leche para alimentar a tu bebé.

  • Para aliviar y descongestionar tus pechos sácate leche manualmente o dándote una ducha de agua tibia que de directamente en tus mamas, De esta forma masajearás suavemente tus pechos y facilitarás la bajada de la leche.
  • Si después de esto tus mamas siguen turgentes y dolorosas, puedes utilizar los Discos Refrigerados NUK. Son una especie de almohadilla con un ala para cubrir la parte axilar de la mama. Contienen un gel térmico en su interior que puede utilizarse frío para aliviar y descongestionar los pechos o caliente, para facilitar la bajada de la leche.

4- ¿Es cierto que los pechos se caen cuando amamantas por mucho tiempo?

Con los años los pechos cambian y hay eventos que los modifican, uno es el amamantamiento. Probablemente estos no sean los mismos antes y después de la lactancia. Pero, ten en cuenta que la función más hermosa de tus mamas es alimentar a tu hijo. Al año recuperarás tu figura, y la lactancia te ayuda a disminuir la grasa que almacenaste durante el embarazo.

  • Para favorecer el aspecto de tus pechos, ayuda el ejercicio físico y el uso de un buen corpiño, adecuado para el período que estás viviendo.

5- ¿Qué es la mastitis?

Es una inflamación infecciosa de la glándula mamaria. En la mayoría de los casos se debe a un taponamiento de un conducto de la glándula mamaria causado por un vaciamiento inadecuado.

Si notas en tus mamas una zona enrojecida, dolorosa, dura y caliente, debes consultar rápidamente con tu médico para tratar la infección. Lo importante es que actúes y empieces el tratamiento precozmente.

Tips para el tratamiento de la mastitis:

  • Cumple las indicaciones médicas al pie de la letra.
  • Cambia las posiciones de tu bebé al amamantar. Prueba con la invertida o acostada. Estos cambios de posición favorecerán un buen vaciamiento de todo el pecho.
  • Masajea en forma circular y suave tu mama.
  • Duerme boca arriba.
  • Guarda reposo por lo menos 1 día.
  • Puedes usar los Discos refrigerados NUKpara darle frío o calor a la mama.
  • Ofrécele el pecho con más frecuencia. Si notas que no mama lo suficiente puedes extraerte leche en forma manual o con el Sacaleche Comfort Manual de NUK.

6-Durezas en el pecho

Cuando termines de amamantar, fíjate que no queden durezas (como pelotitas) alrededor del pecho. Revisa detenidamente las zonas cercanas a la axila. Si encuentras durezas prueba amamantarlo en la posición invertida, y que la mandíbula del bebé apunte directamente a la dureza.

7-¿Manchas tus remeras con leche?

Para esta incomodidad, NUK tiene apósitos mamarios de algodón que están hechos con celulosa. Son ultra finos y tienen un gel absorbente en su interior que capta toda la humedad de las mamas durante la lactancia. Se adhieren al corpiño garantizándote confort y seguridad.

¿Te ha resultado de utilidad esta información?

Copyright Siendo Madre

 

- Siendomadre

Deja un comentario