La respiración y la temperatura del recién nacido

La respiración y la temperatura del recién nacido

Al nacer, el bebé sufre cambios en su cuerpo para adaptarse a la vida fuera del útero ¿Cómo respira y cuál es su temperatura?

La respiración de tu bebé recién nacido
El bebé respira en el momento que asoma su cabecita al mundo. Este es su primer signo de vida en el exterior.

Toma su primera respiración aproximadamente 10 segundos después de su nacimiento que se asemeja a un jadeo, a medida que su sistema nervioso central reacciona al cambio abrupto de temperatura y del medio ambiente. Sus pulmones  se vuelven rosados y esponjosos. La sangre que proviene del corazón ingresa en los vasos pulmonares en búsqueda de ese oxígeno.

Aunque el bebé aprendió a respirar como un adulto, su respiración durante el primer año será irregular: rápida, lenta, superficial o profunda.

La temperatura del bebé
Al recién nacido le cuesta adaptarse a los cambios térmicos ya que el sistema nervioso que regula las respuestas a dichos cambios aún está inmaduro. Por esto es muy sensible a los cambios de temperatura.  

La temperatura uterina era de 37 grados y de pronto se encuentra en un ambiente de 22 grados. La temperatura normal del bebé ronda entre los 36,5 º C y 37,5 º C.

Cuanto más pequeño es el bebé, más imperfectos son sus mecanismos para defenderse de los cambios térmicos. A medida que crece, su cuerpo aprende a regular el exceso de calor mediante la transpiración, la cual al evaporarse enfría su piel. Por el contrario, si el bebé tiene frío, comenzará a tiritar, y gracias al temblor, logra que su cuerpo aumente la temperatura.

Como el bebé no es capaz de regular su temperatura corporal, tiende a enfriarse. Por esto es importante mantenerlo abrigado.

¿Cuál es la temperatura ideal en el hogar para el bebé?

  • En la habitación: Para un buen descanso, la temperatura debe rondar entre los 20 y 24ºC. Pero igual de importante que la temperatura es la humedad del ambiente para evitar que se resequen su piel y mucosas.
  • En el baño: la temperatura del ambiente debe estar entre 20 y 25ºC, más bien cálida, para que el contraste al sacarlo del baño no sea brusco. La del agua se recomienda que esté a unos 37ºC.

¿Y la ropa del bebé?
Se recomienda agregar una capa más de ropa, tomando como referencia lo que tú tienes puesto. Son convenientes las telas suaves que permitan que su piel transpire libremente.

¡No lo abrigues en exceso! De a poco el bebé aprende a regular su temperatura corporal con la del ambiente.

Para saber si tiene frío o calor, una vez que evalúes su estado general, – si está tranquilo, si llora, si suda, el color de sus mejillas, etc., ¡guíate por tu sentido común! Ten en cuenta que las manos y los pies de los bebés tienden a estar fríos, por lo que no resultan muy confiables. Para saber cuál es su temperatura, toma como referencia su cuello o nuca.

La temperatura de los bebés es un poco más alta que la de los adultos. Por esto, si su temperatura es de es de 38ºC o más, antes que nada fíjate que no esté sobre abrigado y airea un poco el ambiente. Pasada una media hora, chequea nuevamente su temperatura. Si no ha descendido considera que puede tener fiebre y consulta al pediatra.

¿Te has llevado algún sobresalto con la temperatura de tu bebé?

 

Copyright Siendo Madre

 

Si te gustó esta nota, te recomendamos leer:

- Siendomadre

Deja un comentario