Cólicos del Embarazo

Cólicos del Embarazo

Las mujeres en distintos momentos de su vida pueden experimentar diferentes tipos de cólicos abdominales de origen diverso ¿Cómo son los cólicos del embarazo?

La aparición del cólico estaría relacionada con una contracción de la pared muscular de un órgano o víscera hueca del abdomen. Según el origen del dolor, se habla de cólico intestinal, hepático, urinario o menstrual.

Los cólicos abdominales pueden ser de:

  • Origen digestivo
  • Origen ginecológico
  • Dolor abdominal durante el embarazo

Dolor cólico de origen digestivo

Es producido por diferentes motivos –intoxicaciones, acción colateral de medicamentos, enfermedades o factores emocionales como el estrés – donde el mecanismo de contracción organizada de los distintos órganos que componen el aparato digestivo para que el órgano en cuestión cumpla con su función, pierde coordinación, y se disparan los espasmos del músculo liso que forma sus paredes.

Estos movimientos de contracción muscular están mediados por una sustancia llamada acetilcolina. La mayoría de los fármacos utilizados para calmar estos espasmos, conocidos como “antiespasmódicos” disminuyen la acción de esta sustancia.

Dolor cólico de origen ginecológico

Desde que la mujer tiene su primera menstruación, periódicamente se enfrenta a dolores antes y durante el período menstrual. La intensidad puede ser desde muy leve a realmente invalidante.

Estos dolores se conocen con el nombre de “dismenorrea”. Esta puede ser “primaria” cuando no existe otra causa que la propia llegada del período que la produzca.

Se cree que el dolor de la dismenorrea primaria es el resultado de las contracciones del útero al reducirse la cantidad de sangre que llega al endometrio. El dolor sólo tiene lugar durante los ciclos menstruales en los que se libera un óvulo y puede empeorar cuando el endometrio que se desprende durante un período menstrual pasa por el cuello uterino, en particular cuando el canal cervical es estrecho, como sucede por ejemplo, después del tratamiento de determinados trastornos cervicales. Otros factores pueden ser una mala posición del útero, la falta de ejercicio y el estrés psicológico o social.

Aquí también los antiespasmódicos pueden ejercer una acción favorable para contrarrestar los cólicos.

La dismenorrea primaria es menos intensa luego del primer embarazo y sigue disminuyendo con la edad.

Se conoce como “dismenorrea secundaria” al dolor cólico causado por algún trastorno ginecológico que empeoran con la llegada del período menstrual.

Dolor abdominal durante el embarazo:

Durante el embarazo es normal sentir cierto dolor o malestar a nivel abdominal, habitualmente de corta duración.

No obstante, no dudes en llamar a tu médico si:

  • Sientes dolor fuerte que no desaparece o si también tienes retorcijones
  • Acompañando a estos tienes flujo o sangrado vaginal, fiebre, escalofríos, mareos, desmayos.

Las causas de dolor abdominal leve varían según la etapa del embarazo:

Al comienzo del embarazo, cuando el embrión que llega desde las trompas se implanta en el útero, puede percibirse un dolor similar al de la menstruación.

En el segundo y en el tercer trimestre pueden aparecer las llamadas falsas contracciones o contracciones de Braxton-Hicks, que en general no son dolorosas (aunque a veces sí lo son) presentándose como una contracción de las paredes del útero.

Otra causa de dolor a esa altura del embarazo puede estar dada por el estiramiento de los músculos y ligamentos que sostienen el útero. Este dolor suele aparecer al levantarse o con el esfuerzo tusivo, generalmente alrededor del abdomen como un dolor “sordo” o una puntada de costado.

Ya en las últimas semanas del embarazo los dolores cólicos pueden ser el indicador del comienzo del trabajo de parto.

Otras causas de dolor en la embarazada pueden ser de origen digestivo, como la presencia de gases, el enlentecimiento del ritmo evacuatorio intestinal o la acidez.

Desde ya, antes de tomar un antiespasmódico, ¡consulta con tu médico!

 

Si te gusto esta nota, te recomendamos leer:

 

 

Copyright Siendo Madre

 

- Siendomadre

Deja un comentario