Semana 21 – El bebé comienza a oír sonidos

Semana 21 – El bebé comienza a oír sonidos

En la semana 21 de tu embarazo, puede que empieces a tener ardor de estómago, y la sensación de indigestión e hinchazón abdominal.

Los párpados del feto están todavía cerrados (hasta la semana 27). El bebé empieza a oír los sonidos del interior y el exterior de tu cuerpo: el aparato digestivo, el corazón, y sobre todo, tu voz.

El bebé:
Pesa unos 390 g.
Mide aproximadamente 18 cm.
Su cerebro se ha desarrollado muy rápido, pero su superficie todavía es muy lisa.

Información

En el trabajo

En un embarazo normal y en un lugar de trabajo sano, no hay motivo para no continuar trabajando mientras quieras, y el médico esté de acuerdo en que lo hagas. El punto en que debes dejar de hacerlo sólo depende de vos.

La mayor parte de la mujeres prefiere pasar algún tiempo sin trabajar antes del nacimiento. Es probable que en las últimas semanas te sientas muy cansada, con lo cual no te vendrá mal descansar mucho, hacer ejercicio suave, comer bien y tener pensamientos serenos.

A partir de la semana 32, el corazón, los pulmones y otros órganos vitales de la madre se esfuerzan mucho para poder atender las necesidades del útero en desarrollo. La presión sobre la espalda, las articulaciones y los músculos es cada vez más intensa.

Si en tu trabajo tenes que estar muchas horas de pie, será difícil que puedas trabajar en las últimas semanas de gestación. Incluso estar sentada demasiado tiempo ante un escritorio puede resultarte insoportable.

Aquí van algunas sugerencias útiles para sentirte cómoda en el trabajo:

  1. Poné los pies en alto cuando puedas.
  2. Date algún que otro paseo y estirate si estás inclinada sobre una mesa la mayor parte del día.
  3. Tomá mucha agua y tené siempre algunos snacks saludables para consumir, que te ayudarán a mantener el nivel de azúcar en sangre alto y a controlar las náuseas durante el primer trimestre.
  4. Si te sentís cansada, aprovecha la hora de la comida para recostarte sobre un sillón o en una sala vacía, previendo que alguien te despierte sobre el final de la pausa.
  5. Si el trabajo es estresante, probá tomando clases de yoga o gimnasia para embarazadas, para aprender buenas técnicas de relajación.
  6. Agendate todas las cosas que tengas que hacer y consultá tu agenda cada mañana antes de empezar el día laboral.

- Siendomadre

Deja un comentario