Semana 03 – La fecundación

Durante la semana 3 de tu embarazo se produce: La fecundación

En tu interior el óvulo solitario se desliza lentamente por la Trompa de Falopio y es abordado por el espermatozoide.

La célula se divide en 2, después cada una sufre una nueva división y así sucesivamente, dentro de una capa gelatinosa que las recubre.

Este óvulo fecundado o embrión, tarda 4 días en trasladarse hacia el útero.

Dos días después de llegar, se desprende de la capa gelatinosa y se asienta en la pared anterior del útero y comprenda ya unas 200 células.

La parte interior es propiamente el embrión, mientras que la parte exterior formará la placenta ( que será el sustento del embrión durante el embarazo) y el saco amniótico ( que contiene él liquido amniótico, cálido y agradable donde flotará el bebé durante la gestación).

Información

El sentido del olfato

El sentido del olfato puede agudizarse mucho durante el embarazo, sobre todo en el primer trimestre. Es posible que lo notes incluso antes de saber que estas embarazada.

Ciertos perfumes u olores de alimentos que antes te parecían deliciosos ahora pueden provocarte nauseas.

Es posible que las nauseas sean un mecanismo de defensa que permite identificar aquellos alimentos que son nocivos para el bebé o es posible que simplemente sea un efecto secundario de alguna de las “hormonas del embarazo”.

Aromaterapia

La aromaterapia o uso terapéutico de aceites esenciales, puede contribuir a que te sientas tranquila y relajada durante el embarazo.

Pero OJO, los especialistas en aromaterapia mas avanzados recomiendan que no se apliquen las esencias directamente sobre la piel.

Entre los aceites que suelen considerarse seguros durante la etapa de gestación figuran los extractos de lavanda, pomelo, naranja, limón, mandarina, clementina, neroli, sándalo, ylang-ylang, geranio ( después del 5to mes), bergamota, jengibre y árbol de té.

Terapias naturales y medicinales

Recuerda que no debes tomar nunca fármacos, hierbas no vitaminas sin consultar a un medico.

Algunos preparados pueden tomarse en diversas fases de gestación, mientras que otros son peligrosos. No te presupongas que algo es “sano” solo por el hecho de que sea “natural”. Informa siempre al médico.Ten cuidado con las “dietas” o “terapias naturales” que parezcan irracionales. Las dietas que implican restricción de determinado tipo de alimentos no suelen ser adecuadas para el embarazo.

- Siendomadre

Deja un comentario