Semana 34 – Las contracciones

Semana 34 – Las contracciones

Durante la semana 34, el bebé acapara todo el espacio libre y aplastará tus pulmones. Si te quedás sin aliento, te aliviará sentarte o ponerte de pie bien estirada.

Tu bebé está bastante ocupado practicando la succión, la respiración, el parpadeo, el giro de la cabeza y el estiramiento de las piernas, pero no tiene espacio suficiente para todo eso.

Por esto, sentirás las patadas como sacudidas. Su piel es cada vez más suave y menos traslúcida, tiene un tono más parecido al de la piel final.

El bebé:
Pesa unos 2,4 kg.
Mide aproximadamente 44 cm.

Información

El parto

Podes notar los primeros síntomas del parto, pero no siempre sucede. Si los notas, descansá y alimentate bien.

Cuando empiecen las contracciones, pueden ser de “preparto”, también llamadas “falsas”. Son más incómodas que dolorosas, son irregulares y desaparecen si te movés, te recostás o te das un baño. Suele ser difícil percibir la diferencia entre el “preparto” y la “fase latente” de la primera fase del parto (durante la cual el cérvix se dilata entre 3 y 4 cm), así que no dudes en llamar a tu partera para describirle lo que sucede y averiguar si debes quedarte en casa o ir a la maternidad.

Deberás llamar a la partera inmediatamente sí:

  • al romper bolsa observas una mancha oscura o verde entre el líquido amniótico; es el meconio (la primera caca del bebé) que puede ser síntoma de fatiga fetal.
  • tenes una hemorragia de color rojo brillante, que puede indicar que padeces un problema de placenta.
  • Sentís o ves el cordón umbilical en la vagina; algo que se denomina prolapso de cordón umbilical y es una urgencia. En este caso llamá a una ambulancia para que te traslade cuanto antes a la maternidad.
Cuando las contracciones empiezan en serio, suelen:

  • Ser regulares
  • Cada vez más fuertes
  • Durar cada vez más
  • Distar cada vez menos unas de otras
  • Ser cada vez más difíciles de soportar

Medí y anotá su duración y frecuencia para darle esta info a tu partera quién te guiará acerca de los pasos a seguir.

En la primera fase del parto en cérvix se dilata hasta alcanzar 8-9 cm. En la transición de la primera fase el cérvix se dilata hasta alcanzar los 10 cm.

La segunda fase es la de empuje y nacimiento del bebé. Y en la tercera fase del parto, se produce la expulsión de la placenta.

Si bien parece bastante claro, no olvides que tu experiencia será única e irrepetible.

- Siendomadre

2 opiniones en “Semana 34 – Las contracciones”

Deja un comentario