Semana 35 – Inflamación de los pies

Semana 35 – Inflamación de los pies

Durante la semana 35 de embarazo, el bebé ocupa también parte del espacio del estómago: digerirás mejor las comidas más pequeñas. Te costará mucho ponerte y quitarte lo zapatos. Elegí en lo posible zapatos sin cordones. Intentá caminar un poco cada días hasta que nazca el bebé.

Para reducir la inflamación de los pies y los tobillos, sentate o recostate con los pies elevados a la altura del corazón, tanto tiempo como te sea posible.

En la Semana 35, el bebé:
Ya están ahí las uñas de sus pies.
Las uñas de las manos ya sobresalen de sus dedos.
Pesa unos 2,5 kg.
Mide aproximadamente 45 cm.

Información

Parto por cesárea

La cesárea es una operación quirúrgica que se realiza para sacar al bebé del útero a través del abdomen.

Durante una cesárea normal, te recortan o afeitan la mitad superior del bello púbico y te trasladan en camilla al quirófano. Te colocan un goteo intravenoso en el brazo y el anestesista te colocará la anestesia epidural para adormecer la mitad inferior de tu cuerpo. Además, te colocan un catéter en tu uretra para que el pis se deposite en una bolsa. Colocan una especie de telón delante de tu panza, para que no veas la operación.

Luego de limpiar la zona con un antiséptico, el obstetra hace una incisión justo por encima de la línea de vello púbico, normalmente horizontal y de unos 10 cm de longitud. Después el obstetra corta varias capas de grasa y músculo hasta llegar a la pared uterina; abre el útero y tira para extraer al bebé.

Todo sucede muy rápido, el bebé suele nacer en 5-10 minutos después de la primera incisión. Te lo mostrarán y luego un pediatra le hará la revisión completa, mientras que el equipo médico termina con la operación.

Si tu bebé no necesita cuidados especiales, podrás abrazarlo y amamantarlo por primera vez en ese instante.

La cesárea puede ser electiva, pero también se practica de forma repentina e inesperada si surge alguna complicación durante el parto.

- Siendomadre

Deja un comentario