Semana 39 – El tapón mucoso

Semana 39 – El tapón mucoso

Durante la semana 39 de embarazo, el cérvix se ablanda y se hace algo más fino, preparándose para dilatarse lo suficiente como para que la cabeza del bebé lo atraviese. A partir de ahora, en cualquier momento podes expulsar el tapón mucoso y es un indicio de que el parto va a empezar.

Los genitales del bebé en este punto están sobreesxitados por las hormonas adicionales y son muy grandes en comparación con el resto del cuerpo. Recuperan un tamaño normal unos días después del parto. El crecimiento del bebé se hace más lento durante esta semana.

El bebé:
Pesa unos 3,3 kg.
Mide entre 49 y 51 cm.

Información

La nutrición del bebé

Amamantar el es mejor modo de alimentar a tu bebé, porque la leche materna aporta todos los nutrientes necesarios y un suministro de anticuerpos para reforzar su sistema inmunológico , algo que la fórmula láctea no consigue.

Durante los primeros días después del parto, el recién nacido bebe el calostro, una pre- leche, cremosa y amarillenta. La mayor parte de los bebés pierde un poco de peso hasta que llega la verdadera leche, pero después empieza a ganarlo.

Al principio, te dolerá un poco dar de mamar. Además del pezón, el bebé necesita meterse en la boca la mayor parte de la areola. La posición más adecuada para amamantar cambia según cada bebé y cada mamá.

Cuando baje la leche, normalmente después de tres o cuatro días, el pecho se te pondrá lleno y duro. Una manera de aliviar el dolor es, sacándote un poco de leche antes de dar de mamás y aplicándote paños calientes. También es posible que necesites una crema de caléndulas para mantener la piel flexible. Si podes, deja un rato al aire los pezones después de dar de mamar. Si los expones a la luz del sol durante 3 a 5 minutos, se secará todo exceso de humedad y los rayos ultravioletas contribuirán a que se curen.

Como la leche materna es tan fabulosa para los bebés, porque forma parte del vínculo, por sus nutrientes y porque no necesita envases y es gratuita, vale la pena perseverar si te surgen problemas al principio. Lleva su tiempo aprender a amamantar y a mamar. No olvides que la clave está en relajarse e intentar una y otra vez. También podes pedir ayuda a expertas en lactancia, ellas te brindarán consejos útiles y apoyo para esta etapa que estás atravesando.

- Siendomadre

Deja un comentario