Estrías: prevención y tratamiento

Estrías: prevención y tratamiento

Casi dos metros cuadrados de piel recubren nuestro cuerpo. Este es un campo propicio para la aparición de estrías, sobre todo cuando se aumenta de peso, como en el embarazo ¿Cómo prevenir su aparición?

¿Qué son las estrías?
Las estrías son cicatrices lineales que se presentan en forma recta u ondulada. Aparecen cuando la piel es sometida a más presión que la que puede resistir y se liega en pequeños trozos de color rosado violáceo o blanco nacarado.

Suelen aparecer durante el embarazo o cuando hay un cambio notable de peso que cause una excesiva distención de la piel. Las personas que tienen o tuvieron sobrepeso suelen tener estrías en el abdomen, caderas, glúteos, pechos o en la parte interna de los brazos. Cuando la ruptura del tejido es muy fuerte, en la zona abdominal o debajo del ombligo, hasta pueden sangrar.

Estrías puberales
Son las primeras en surgir en la pubertad debido a las glándulas suprarrenales que producen una hormona que facilita su aparición. Estas son finitas y lineales Distintas son las que aparecen en el embarazo, que son anchas y profundas.

Tratamientos
Si bien existen varios tratamientos, ninguno las saca por completo, aunque sí logran disimularlas. Si son de primer grado, pueden ser borradas en un alto porcentaje de casos, pero a medida que avanza la cicatrización, las posibilidades se reducen notablemente.

¿Por qué aparecen?
Las estrías aparecen en nuestra piel cuando algo hace presión sobre ella, la estira y la resquebraja. Todo depende de la resistencia de los tejidos. Los embarazos y los anticonceptivos también las aceleran. El 90% de las embarazadas las sufren.

 

¿Cómo prevenirlas?
La gimnasia, los masajes y usar cremas anti estrías ayudan a librar esta dura batalla. Otras medidas son tomar mucha agua y comer con poca sal. Disciplinas como el remo y fisicoculturismo, donde la tensión muscular es prolongada, suelen dejar a la piel sin defensas y predispuesta a las estrías. Los corticoides, ya sea en pomadas, inyectables o por boca también facilitan la aparición de las estrías.

Cualquier crema de calidad que alimente nuestros tejidos con elementos humectantes puede proteger nuestra piel pero no detener la creación de una estría cuando la tracción es exagerada. Una piel hidratada y nutrida, protegida con los elementos adecuados, está en mejores condiciones que cualquier otra para defenderse.

Algunos dermatólogos recomiendan las cremas que contienen acido retinoico porque protege los epitelios y efectúa un peeling suave. Otros opinan que sirven las cremas con colágeno, elastina o cualquier factor humectante.

¿Cómo disimularlas?
El método del tatuado trata de corregir su color para que se vean como el resto de la piel que las rodea. Se introducen en la cicatriz -con un aparato llamado micropigmentador- una serie de pigmentos mezclados previamente. Así teñida, lo único que la hace visible es su textura diferente. Este sistema no es doloroso. Durante los primeros días la piel se verá rojiza, pero luego se desinflamará y volverá a la normalidad. Sin embargo, en algunas mujeres cicatrizan mal y el tatuaje queda como otra cicatriz.

Otra solución es la cirugía. Un buen cirujano plástico debe estudiar donde están localizadas las estrías y que tan confiable es la cicatrización de la piel.

Otra forma de disimularlas es maquillarlas con base y polvo. Hay buenos maquillajes a prueba de agua. La tonalidad debe ir cambiando de acuerdo con el tono que tome la piel bajo la exposición del sol.

Más vale prevenir…. qué curar
Una alimentación sana, mucho agua y mantener un peso estable son los mejores aliados para que prevenir su aparición. La actividad física en un excelente complemento porque además ayuda a oxigenar mejor al organismo.

¡Y, recuerda comenzar con el uso de cremas apropiadas desde el comienzo del embarazo!

Copyright Siendo Madre

- Siendomadre

Deja un comentario