17 indicaciones fundamentales del obstetra a la embarazada en su primera visita

17 indicaciones fundamentales del obstetra a la embarazada en su primera visita

La primera consulta con tu obstetra es crucial ya que a partir de la empatía que establezcan, decidirán con tu pareja, si desean continuar una estrecha relación que dura 9 intensos meses ¿Qué indicaciones te brinda tu médico?

Este primer encuentro genera en los futuros padres mucha ansiedad porque seguramente están cargados de un sinfín de preguntas. Comienzan un camino nuevo y se afrontan a varias incertidumbres. Su obstetra es su referente, la persona en la que depositan toda su confianza para atravesar el embarazo y llegar saludablemente al nacimiento de su hijo.

En la primera visita el obstetra chequea varios aspectos de la futura mamá:

  1. Pregunta sus datos personales, su historia clínica, sus costumbres y antecedentes médicos de su pareja y familiares.
  2. La revisa. La pesa para controlar el aumento que irá adquiriendo en el embarazo. Le toma su presión arterial.
  3. Determina la fecha probable de parto que coincide más o menos con la terminación de la semana 40. La gestación de un bebé tiene una duración de entre 38 y 42 semanas. Pocos niños nacen exactamente el día previsto.
  4. Le indica tomar suplementos de ácido fólico, vitamina que escasea en los alimentos y es fundamental para el desarrollo cerebral y vertebral del embrión ya que previene defectos en el tubo neural en el primer trimestre.
  5. Le realiza las órdenes para análisis clínicos de sangre y orina para descartar anemia, conocer el grupo sanguíneo y el factor RH.
  6. Le indica que debe realizarse la primera ecografía.
  7. Según su criterio, le pide realizarse otros estudios.
  8. Le hace una prueba de inmunización contra la rubéola, prueba del virus de hepatitis B, prueba de la sífilis, VIH y glucemia.
  9. Se cerciora si tiene anticuerpos contra la toxoplasmosis.
  10. Le explica la importancia de mantener una alimentación sana, equilibrada y variada. Y a conciencia, ya que durante el embarazo y la lactancia aumentan las necesidades nutricionales.
  11. La previene de no tomar ningún medicamento sin consultárselo.
  12. Le advierte que la ingesta de alcohol es perjudicial ya que podría causarle severos daños al bebé. Asimismo el tabaco, que deteriora el aporte de oxígeno de la sangre materna y pasa a través de la barrera placentaria al torrente sanguíneo del bebé. La cafeína puede aumentar el ritmo cardíaco del bebé por lo cual debe consumirse con moderación.
  13. Le explica que puede realizar ejercicios físicos si es que los viene haciendo ya que favorece que se sienta mejor física y emocionalmente. Desde ya, siempre que sean actividades de bajo impacto. Que evite los deportes de alto riesgo por supuesto, y los movimientos bruscos.
  14. Le afirma que puede mantener relaciones sexuales, si ambos gozan de buena salud ya que es muy beneficioso para la pareja expectante. El bebé no corre riesgo alguno, está bien protegido dentro del saco amniótico y la entrada al útero está cerrada.
  15. Organizan un esquema de visitas que serán estimativamente de la siguiente forma: hasta la semana 28: cada 4 semanas. Entre la semana 28 y la 36: cada 2/3 semanas. Y, entre la 36 y el nacimiento del bebé: semanalmente.
  16. Le recomienda que previo a cada encuentro elabore una lista de dudas para no olvidarse de ninguna durante la visita. Y, la reconforta admitiéndole que todas sus inquietudes, por más por más insignificantes que parezcan son de importancia.
  17. Le brinda sus teléfonos de contacto en caso de que lo necesite ante una emergencia.

¡Recuerda! La primera consulta es esencial para evaluar si crees que podrás establecer un buen vínculo con el profesional ya que será imprescindible para sentirte contenida y segura durante el embarazo y el nacimiento de tu bebé.

 

Si te gusto esta nota, te recomendamos leer:

 

Copyright Siendo Madre

- Siendomadre

Deja un comentario