Mellizos o más!

Mellizos o más!

¿Y a veces nosotras nos quejamos del trabajo que nos da uno? ¿ te imaginas lo que pueden ser mellizos o más, todos a la vez?
Aunque a vos pueda parecerte imposible, esas madres existen. Es más, son de carne y hueso y muy felices. Una de ellas es Inés Mujica, mama de francisco y de trillizos: Nicolás, Hernán y Agustín.

Exclusivo para valientes

Cuando tenía un hijo de 3 años Inés quedó embarazada de trillizos. “no hice ningún tratamiento. No sabía que estaba embarazada de tres. Cuando volví de vacaciones el médico me dijo “! Que panza tenes!… Te debes estar comiendo todo”. A los 5 meses tenía una panza de 7. A los 6 fui a la clínica y me preguntaron si ya estaba por tener. Recién en la primer ecografía, a los 4 meses, me enteré de lo que pasaba. Yo sospechaba que eran dos… ¡Pero no, eran tres!
“El médico tendrá un indicio de que puede haber más de un bebe en la panza de la mama si:Hay antecedentes de embarazos múltiples en la familia

  • El útero es siempre mas grande de lo que indica el tiempo de gestación
  • Se escucha más de un corazón con el estetoscopio electrónico fetal
  • Es posible sentir más de una cabeza y más de dos extremidades cuando el embarazo esta avanzado.
  • Se puede detectar un embarazo múltiple hacia las 8 semanas de gestación.

“No tenía antecedentes en mi familia. Simplemente, – dice como se fuera cosa de todos los días – ovulé tres”.

“Aunque existen los casos en que la naturaleza decide un embarazo múltiple, muchos de estos embarazos se producen en los de trillizos y en casos excepcionales aparecen los cuatrillizos o más. Existen casos de quintillizos naturales, sin que medie ningún tratamiento. Esto es posible, es un error pensar que SIEMPRE son casos que aparecen a partir de un tratamiento de fertilización asistida. Si, son mucho más frecuentes”.
Sin embargo, a Inés no la asustó el trabajo que tendría. Tenía miedo de que no nacieran bien. “l medico me prohibió el régimen y me mandó a la cama. Nunca tuve perdidas pero fue por precaución. De todos modos mi reposo fue relativo. A los 6 meses empezaron las contracciones y me interné.
“El embarazo múltiple es mas riesgoso. El parto se adelanta y, aunque la técnica ha avanzado mucho, el hecho de que sean prematuros, siempre es un riesgo”.
Sigue “tuve parto normal, sin cesárea. Me explicaron que si el primero estaba bien ubicado, no iba a haber ningún problema, pero si estaba atravesado los otros tampoco podrían salir. Por suerte, todo anduvo bien.
Ahora los trillizos tienen 7 años. El primero n nacer fue Agustín. A los dos minutos llegó Nicolás y a los 10 minutos, Hernán (le puso el mismo nombre del médico: Federico Hernán Bunge). El ultimo nació medio ahogado y paso un noche en el respirador. Pesaban 2.300kg, 2.282kg y 1.990kg, respectivamente.
“Dos de los chicos tienen ojos celestes y pelo lacio. El otro. Ojos marrones pelo enrulado. ¡No parece ni el primo! Los más parecidos son difíciles de distinguir. Yo pude distinguirlos siempre pero, por las dudas, antes de salir del sanatorio les pusieron una cintita con el nombre a cada uno”.
“Los gemelos pueden ser idénticos – cuando se forman a partir del mismo ovulo – o no idénticos, cuando dos óvulos son fecundados. En el caso de los gemelos idénticos, comparten la placenta.”
Inés no recibió ningún tipo de ayuda de su marido, de quien se separo unos meses después de comenzado el embarazo. Sus papas la ayudaron regalándole las cosas imprescindibles. “me regalaron cosas como si hubiera sido el primero porque para todo el mundo tener trillizos era algo poco común”.
“Aunque hoy los embarazos de mellizos parecen ser más frecuentes que nunca, existieron siempre. Solo que ahora son portadores de un sensacionalismo que hace que nos enteremos fácilmente. En muchas oportunidades, hubo embarazos que comenzaron dobles y se interrumpieron en su evolución”.
No recibió ayuda de nadie. Sola cambio alrededor de 72 pañales diarios, consoló llantos, canto canciones de cuna y un montón de cosas más. Les dio de mamar hasta los 3 meses. “iba todos los días al sanatorio sola, en colectivo. Con puntos y perdidas”. Después si, tuvo que contratar una “nurse”, día y noche. Como los hicos estuvieron internados 18 días, yo iba todos los días al sanatorio con las mamaderas llenas de mi leche. Estaba todo el día sacándome leche y contando la cantidad e centímetros cúbicos que le llevaba dado a cada uno. Cuando entraron en la etapa en que ya s habían estabilizado en el peso, me los traje. ¡Estaba fascinada! Fue el día más feliz de m vida. Estaba anémica, agotada, pero salí adelante.
Para darles la mamadera les daba a cada uno con un brazo y al otro lo pateaba un poquito con el pie para que no llorara; después le daba al tercero. A todo esto me tenía que ocupar del más grande, el de 3”.

Tres personitas distintas

Inés ve muy distintos a sus tres hijos. Hay un mito que dice que si llora uno, lloraran los tres. Inés niega que esto sea cierto. “Una noche, uno de los chicos lloraba muchísimo. Como no había forma de calmarlo, decidí ponerlo en el living. Sufrí muchísimo. Más que él. Pero, a partir de ahí, empezó a dormir toda la noche.”
La gente no entiende que los trillizos no son una mole, que van juntos a todos lados. No entienden que son tres hermanos que nacieron al mismo tiempo. Cada uno tiene su carácter, a cada uno le gustan cosas diferentes. A uno le pones mas limites que a otro; uno es mas independiente; otro, más susceptible.
Están en el mismo grado. A veces juegan juntos; a veces separados. Tienen amigos individualmente. No son re pegados pero si compañeros. Las maestras los distinguen. Tiene letra diferente., estilos diferentes de escritura. A uno le va mejor que a otro. Uno se destaca más en una cosa y otro en otra cosa.

Como ser una madre y no morir en el intento

Antes de que nacieran los trillizos daba clases de inglés. Cuando quedé embarazada tuve que dejar pero retome a los 3 años, cuando Francisco, el mayor, tenia 6. Ahora trabajo como directora de inglés en el Juan XXIII, el colegio de mi padre. Los chicos también estudian ahí. La gran ventaja es que, ante cualquier cosa que les pase yo estoy ahí. Si llegara a pasar algo dejaría mi trabajo para estar con ellos porque son prioridad.
Tengo que trabajar por necesidad. Lo hago por la tarde, hasta las 8. Nunca trabajaría en algo que no me permitiera estar con ellos en todo el día. A los cumpleaños, al médico, al psicólogo los llevo yo. Ni se dan cuenta que trabajo.
“¿Como son mis días?” Corro todo el tiempo de un lado a otro. Para mí lo mas importante son mis hijos. Encima son indios, no son tranquilitos. Estoy continuamente armando programas porque, si se quedan en casa, rompen todo. Termino el día muerta.
Para estudiar dan bastante trabajo. Siempre hago los deberes con ellos. En una época la maestra nos hacia escribirles cinco oraciones par que ellos subrayaran ¡Yo tenía que escribir quince!” “ Y, claro. La vida me cambió. Pero la vida te cambia por tener un hijo, no por tener trillizos o cuatrillizos. Lo que te cambia es tener una persona que va a depender de vos por muchos años. Sin embargo, ahora que son más grandecitos, yo hago mi vida normalmente. Saco a mis hijos a todos lados, hago programas con ellos, es cuestión de organizarse. Pinto sobre madera, juego al tenis, al paddle y hago gimnasia. Como van a doble turno, hago todo por la mañana. Hasta el trabajo de mi padre.”

 Mom`s Copywright

Imagen obtenida de http://www.iwallpapersfive.com

 

- Siendomadre

Deja un comentario