La Anestesia Peridural

La Anestesia Peridural

La utilización de la anestesia peridural es, quizás, uno de los temas que más cuestionamientos despierta en la embarazada. Lee esta nota y despeja tus dudas.

Si bien la aplicación de la anestesia peridural es un acto de precisa indicación obstétrica, se admite que en muchos casos la mujer acepte o no su utilización.

Medicamentos que se administraron a lo largo de los años en la práctica obstétrica

Estos, que se usan o han usado, tienen como fin aliviar o suprimir el dolor:

Existen los analgésicos y los anestésicos. Los primeros fármacos son tranquilizantes, sedantes o narcóticos que actúan sobre el centro del dolor en el cerebro que, empleados en pequeñas dosis, reducen la ansiedad y producen somnolencia.

Los narcóticos alivian el dolor en la primera etapa del parto. La analgesia por inhalación alivia el dolor en el período expulsivo del parto y también puede producir somnolencia (dificultando los pujos).

 

Es el obstetra quién realiza la elección del fármaco según cada caso en particular.

Anestesias

Bloquean las vías de conducción de los impulsos nerviosos desde la periferia hacia el sistema nervioso central, eliminando la sensación de dolor.

  • Bloqueo local: se utiliza para la episiotomía y para la sutura del perineo después del desprendimiento de la placenta.
  • Bloqueo pudendo: se usa en caso de requerir el uso de forceps, si no se ha aplicado la peridural.
  • Bloqueos regionales: son las anestesias paracervical y peridural. Ambas actúan desconectando el útero y el canal del parto de los centros nerviosos superiores. Los llevan a un estado de “autonomía funcional”.
  • Bloqueo paracervical: anestesia el cuello uterino, que es el foco de mayor dolor en el periodo de dilatación. No suprime la sensación de pujo, por lo que permite a la madre colaborar activamente en la etapa del período expulsivo. Puede repetirse la aplicación si la dilatación se prolonga.

 

La peridural
Es actualmente la más utilizada. Según el Tratado de Obstetricia del doctor Roberto Votta, la droga se inyecta a la altura de la columna lumbar –entre la 4ta. y 5ta. vértebra. Esta punción permite la colocación de un catéter: puede regularse la altura del bloqueo (según la dosis), la profundidad de la anestesia (según la concentración de la droga) y la duración (según el tipo de droga o bien repitiendo la dosis por el catéter). Este tipo de bloqueo regional es el más aceptado.

La anestesia peridural se administra en posición sentada con el cuerpo inclinado hacia adelante o tendida de costado con el cuerpo recogido para curvar la espalda. Previa aplicación, se administrará un anestésico local.

Debe distinguirse, además, la anestesia peridural de la analgesia peridural. La primera se utiliza en caso de cesárea y produce ausencia total de dolor, permitiendo el acto quirúrgico. Pueden permanecer algunas sensaciones táctiles como apoyo, presión, pero no dolor. La mujer conserva la conciencia y vive plenamente el nacimiento de su hijo.

En cambio, la analgesia peridural, requiere una dosificación menor: alivia el dolor pero no elimina toda sensación y la mujer puede pujar eficazmente.

La peridural ofrece dos grandes beneficios:

  1. Facilita la conducción del parto abreviando el período de dilatación.
  2. Evita o disminuye el dolor.

 

Importancia de la preparación psicoprofiláctica para el nacimiento del hijo

En esta se pone acento, no sólo en la información técnica, sino en la necesidad de crear un clima de confianza entre la pareja y su médico y afianzar a la pareja como una unidad que va a trabajar momento a momento con el control de la relajación y las respiraciones.

Es importante no aferrarse a las anestesias como única salvación, ya que su aplicación no está en nuestras manos. Lo mejor es aferrarse al método: su disciplina y su técnica inhiben la llegada del dolor a la corteza cerebral. Esta “anestesia no medicamentosa” sí estará ya incorporada a través del entrenamiento.

 

Maruca Viel Temperley, Instructora en psicoprofilaxis del parto

Si te gusto esta nota, te recomendamos leer: 

 

Copyright Siendo Madre

 

- Siendomadre

Deja un comentario