5 Sustancias prohibidas para embarazadas

5 Sustancias prohibidas para embarazadas

Tu bebé en gestación necesita un ambiente puro para desarrollarse sanamente. Por esto, durante el embarazo está prohibido consumir sustancias que pueden dañarlo ¿Qué toxinas debes evitar?

  1. Tabaco
    La nicotina y el monóxido de carbono que penetran en tu organismo pueden afectar el desarrollo de tu bebé porque se deteriora la capacidad de aporte de oxígeno de la sangre materna.Según estudios realizados es probable que si eres una embarazada fumadora tu bebé nazca más pequeño de lo normal, siendo su tamaño menor cuanto más fumes.
    ¿Qué hacer si eres fumadora?
    Algunos especialistas sostienen que si te resulta difícil dejar de fumar, el embarazo no es el momento propicio para hacerlo. Esta privación puede volverte más tensa y crear más problemas que los que solucionaría. Otros médicos recomiendan tratamientos para ayudar a la embarazada a dejar de fumar.El tabaco también puede disminuir los niveles de vitamina B12 en el organismo. Si el consumo es elevado, probablemente perjudique el intelecto del bebé, incremente el riesgo de un aborto espontáneo y produzca otras complicaciones.
  2. Alcohol
    Los estudios han demostrado que las grandes bebedoras exponen a sus bebés a serios riesgos de malformación, bajo cociente intelectual, estructuras subdesarrolladas, miembros mal formados, movimientos corporales pesados. El exceso de alcohol potencia en un 20% a que el bebé nazca con 1 ó más de estas deformidades.
    Estos resultados no atañen a las mujeres que beben escasa cantidad. De ser tu caso, previa consulta con tu médico, probablemente puedas beber, pero; ¡con precaución!
  3. Cafeína
    Es recomendable disminuir los niveles de cafeína ya que está asociada a defectos de nacimiento, aunque más leves que en el caso del alcohol o el tabaco.
    Sustituye el café común por uno descafeinado, infusiones de hierbas y agua mineral. Recuerda que también el té, las bebidas cola y el chocolate contienen cafeína en distintas proporciones.
  4. Drogas
    Imagina un bebé diminuto en la incubadora, que tiembla y gime con voz aguda. Es irritable, se sacude y, de vez en cuando, se rasguña la cara.
    Es una escena lamentable y, si el bebé no es tratado a tiempo, podría llegar a la deshidratación y a la muerte. Se trata de un típico lactante cuya madre era adicta a algún narcótico.
    El bebé nacido de una madre adicta es, por lo general, más pequeño y propenso a mostrar signos de infección aguda. A menudo, nacen antes de tiempo. Algunos, mueren a las pocas horas de nacer.


Medicamentos

No debe tomarse ningún medicamento salvo precisa indicación médica.
Una encuesta demostró que la embarazada media toma 4 ó 5 remedios diferentes durante el embarazo y 4 de cada 5 son tomados sin prescripción médica.

Una de las funciones de la placenta es actuar como barrera para proteger al embrión de los contaminantes que pueda contener la sangre materna. Muchos fármacos no llegan al embrión porque no pueden atravesar esta barrera. Otros, en cambio, pasan fácilmente y llegan al bebé, causando serias lesiones.

Los daños que puedan causar los medicamentos dependen de:

  • la droga
  • la dosis ingerida
  • el tiempo de detestación
  • la resistencia del bebé.

 

Efectos de algunos medicamentos comunes:

Barbitúricos: se usan para conciliar el sueño. Causan hemorragia en los recién nacidos. En el caso de que la mamá sea adicta a éstos el riesgo para el bebé se incrementa.

Antihistaminas: algunos producen defectos de nacimiento. Se emplean en casos de reacciones alérgicas y resfríos.

Antinauseantes: producen defectos en el desarrollo del bebé.

Tranquilizantes: sus efectos pueden aparecer durante la vida post natal. En los chicos, pueden producirse trastornos de conducta.

Antibióticos: el nivel de toxicidad depende de cada uno.

Diuréticos: en ciertos casos se los utiliza junto con una dieta pobre en sal. Se justifican cuando hay una toxemia del embarazo. Hay cierta controversia con respecto al uso de diuréticos durante el embarazo.

 

¡Antes de medicarte consulta al médico! Confía en los remedios naturales y purifica tu cuerpo tanto como puedas.

 

Si te gusto esta nota, te recomendamos leer:

 

Copyright Siendo Madre

- Siendomadre

Deja un comentario