Salud bucal durante el embarazo

Salud bucal durante el embarazo

Debido al aumento de las hormonas del embarazo, la futura mamá está más propensa a desencadenar lo que se llama “gingivitis hormonales” ¿Qué son? ¿Cómo prevenirlas?

 Cuidarse es salud
Muchas futuras mamás se cuidan, controlándose y haciendo periódicas visitas a su odontólogo y realizando una correcta higiene oral. Otras, en cambio, descuidan su salud bucal, entonces pueden presentar caries, sus encías pueden estar inflamadas: sangran, cambian de color y, en algunos casos, hay zonas con gran aumento de tejido gingival, lo que habitualmente se conoce como Epulis o tumores de embarazo.

Gingivitis del embarazo
Juntamente con la etapa de la menopausia y la de la pubertad pertenecen al grupo de alteraciones inflamatorias genéricamente llamadas gingivitis hormonales. Estos estados de la encía tienen en común su aparición en momentos de la vida asociados a desajustes hormonales fisiológicos.

Durante el embarazo hay alteraciones de las hormonas, por ejemplo de los estrógenos y la progesterona, que potencian los procesos inflamatorios normales de las encías. Según estudios estadísticos se observa una alteración visible desde el segundo mes de gestación que alcanza su pico hacia el octavo. En el noveno se produce una definida reducción.

El embarazo por sí mismo no produce gingivitis
Durante el tiempo de gestación también se observa que los dientes se mueven por la inflamación de los tejidos que rodean a la pieza dentaria. Pero es preciso tener en claro que el embarazo por sí mismo no produce gingivitis. La enfermedad de la encía tiene su origen en irritantes locales, la conocida placa bacteriana, formada por diversos microorganismos o las toxinas que producen – que se encuentran en el interior de la boca. En ausencia de estos irritantes no hay cambios notables en la encía.

El embarazo entonces es un factor modificador secundario. Después del embarazo disminuye la movilidad de los dientes. Pero la encía no volverá a la normalidad mientras actúen los factores irritantes.

Higiene bucal
La futura mamá debe realizarse un correcto cepillado y usar elementos para limpiar los espacios interdentales.

No es verdad que cada hijo hace perder un diente, como suele escucharse. Lo que sí puede suceder es que no se tengan los cuidados necesarios antes de quedar embarazada, que no se realice un correcto cepillado, ni se efectúe un tratamiento de la encía durante la gestación.

Es común escuchar de algunos médicos que durante esta etapa se producen caries o enfermedades de las encías por la eliminación del calcio que pasa a la placenta y al bebé en gestación. Pero, no es así: si se visita regularmente al odontólogo y se realiza una correcta higiene bucal no se pierden piezas dentales ni hay caries ni inflamación.

 

Copyright Siendo Madre

 

Si te gusto esta nota, te recomendamos leer:

 

- Siendomadre

Deja un comentario