Nutrientes que no pueden faltar en tu embarazo

Nutrientes que no pueden faltar en tu embarazo

Durante el embarazo necesitas más energía, proteínas, vitaminas y minerales para lograr una óptima nutrición para el bebé ¿Cuáles son los nutrientes que no pueden faltar en tu dieta?

 ¡Presta atención a tu alimentación! ya que influye directamente en el desarrollo y el crecimiento adecuado del bebé. Si llevas una vida muy atareada, no comerás bien. Si vomitas con frecuencia, tu organismo estará desabastecido de nutrientes. Es imprescindible que te alimentes con calorías de calidad.

Los suplementos alimentarios pueden ser un buen modo de mejorar la ingesta de nutrientes si la dieta no es perfecta, pero antes de tomarlos, consulta con tu médico.

 No puede faltar en tu dieta:

Vitamina A:
Importante para la visión, el sistema inmunitario y ayuda al buen funcionamiento del corazón, los pulmones, los riñones y otros órganos. Se encuentra en el hígado, el salmón, hortalizas, verduras verdes, frutas (melón, damascos, mango), productos lácteos y cereales.

Proteínas:
Debes añadir diariamente 6g de proteínas a tu ingesta habitual. Esto representa entre 5 y 6 raciones diarias (una ración puede ser un vaso de leche, 150g de yogurt, 100g de carne magra, 200g de pescado, una taza de legumbres cocidas).

Calcio:
Durante el desarrollo de los huesos y los dientes, tu bebé extrae el calcio de tus huesos. Su déficit puede ocasionarte sufrir de osteoporosis en el futuro. Alimentos ricos en calcio son los productos lácteos, las espinacas y otras verduras de hoja, las coles y los pescados.

Vitamina D:
Es necesaria para absorber el calcio de manera eficiente. Se encuentra principalmente en ciertos pescados.

Magnesio:
Si no consumes magnesio, las proteínas y el calcio no harán efecto en tu organismo.

Cinc:
Es necesario para la producción de enzimas, la formación del cerebro, tejido nervioso y sistema inmunológico del bebé.

Ácido Fólico:
Toda mujer debe tomarlo desde antes del embarazo hasta 3 meses después de la concepción. Reduce los defectos del tubo neural del bebé en desarrollo.

Se encuentra en las verduras de hojas verdes, vegetales de color amarillo o anaranjado (zanahoria, batata, calabaza) y en los cereales integrales.

Hierro:
La embarazada necesita incrementar aproximadamente un 20% el consumo de hierro porque al aumentar el volumen de sangre -de la madre y del bebé-, es preciso producir más hemoglobina. Su deficiencia se asocia, entre otras afecciones; con anemia, y con menor aumento de peso, que puede tener consecuencias indeseables para el bebé.

Es necesario consumir una cantidad regular de carnes rojas (principalmente vacuna) y blancas. Es importante consumir frutas cítricas durante las comidas por la vitamina C, que es un potente facilitador de la absorción del hierro.

Grasas:
Son necesarias para el desarrollo del bebé, pero se debe evitar el consumo de grasas saturadas. Son recomendables los aceites vegetales monoinsaturados, como el aceite de oliva, para las cocciones y los aderezos. Reemplazar las frituras por las cocciones al vapor o a la plancha.

Ácidos grasos Omega 3:

Prolongan la gestación y aumentan el peso del bebé al nacer. Sus fuentes son los pescados de aguas frías (mariscos), pescados enlatados (atún y caballa) y semillas de lino. Se recomienda su consumo 3 veces por semana.

Azúcar y Sal:
Evitar los azucares refinados. Los alimentos ya suelen tener una proporción suficiente de sal, de manera que no es necesario añadirle.

Líquidos:
Si bebes 2 litros de agua por día tu sistema circulatorio bombeará más sangre y el líquido amniótico que rodea al bebé se renovará sin cesar. También evitas el estreñimiento e infecciones de las vías urinarias.

No tomes diuréticos como la cafeína y el alcohol y tampoco fármacos diuréticos.

Otros alimentos que no pueden faltar son:
Hidratos de carbono y vegetales feculentos. Un huevo diario para el aporte de colina que interviene en el desarrollo del cerebro del bebé.

 

Si te gusto esta nota, te recomendamos leer: 

 

Copyright Siendo Madre   

 

 

 

- Siendomadre

1 opinión en “Nutrientes que no pueden faltar en tu embarazo”

Deja un comentario