¿Cómo llegar bien preparada al parto?

¿Cómo llegar bien preparada al parto?

Toda embarazada que llega al curso de preparto lo hace con la esperanza de hallar respuesta a sus interrogantes, sosiego para sus ansiedades, y tal vez e importantísimo, la promesa del no dolor en el parto ¿Se puede asegurar que no sufrirá llegado el momento?

Su pretensión es legítima. Pero cometeríamos una estafa moral si le garantizáramos un parto sin temor y sin dolor, ya que temores pueden surgir siempre frente a situaciones inesperadas, y el dolor también puede existir. Lo que sí podemos asegurarle es un buen manejo del temor y del dolor a través de una metodología y un disciplinado entrenamiento.

Mejorar el parto que nos toca en suerte
Esta es mi propuesta y como instructora, trato de entusiasmar a las parejas para que trabajen con esta consigna. Más que una consigna, más que un método es una actitud creadora. Una postura filosófica frente a esta crisis vital, que es el nacimiento del hijo.

El parto es como un río…
Que en su largo recorrido ha sido alimentado por arroyos, cascadas y deshielos. Una vez río… qué difícil distinguir sus afluentes. Así, cuando nos visita una mamá con su bebé para contarnos su experiencia del parto y nos describe su llegada al sanatorio con contracciones muy manejables, que es recibida por la obstétrica y es felicitada por su actitud serena,

Así cuando nos cuenta que su dilatación avanzada y el encaje profundo del bebé prometían un rápido desenlace. Así cuando nos describe la sensación de protagonismo, de maestría y de éxtasis por sentirse hacedora del nacimiento de su hijo. Así cuando oímos este relato, ¡qué difícil es sacar conclusiones sobre qué influyó sobre qué! No existe una única razón para medir causa – efecto en el parto.

Pensamientos positivos
Si bien la obstetricia por un lado, y la psicología por el otro, realizan constantemente estudios basados en serias estadísticas para acercarnos a verdades más concretas, ¿no es más sabio aferrarnos a todo lo que está en nuestras manos para mejorar el parto que nos toca en suerte?

Fomentar en nosotras pensamientos positivos. Fortalecernos a través de una sana información, (¡sin caer en el abuso de datos que no podremos procesar emocionalmente y que se nos pueden volver en contra!). Acrecentar en nosotras la emoción de la aventura del parto. Desarrollar la sensación de protagonismo, de maestría, de dominio en esta experiencia única e irrepetible.

Y si nos tocó en suerte un parto largo y trabajoso, no podemos también mejorarlo? Armadas de paciencia, alentadas por nuestro marido y trabajando en equipo con médico y partera, recurriendo a todo lo aprendido en el curso, sintiéndonos libres para movernos, caminar, dejando “hacer a nuestro útero” y así, serenas, llegar a ese último pujo.

Nunca sabremos con exactitud si nos mantuvimos serenas porque nuestro parto fue fácil o si nuestro parto fue fácil porque nos mantuvimos serenas. Pero nos quedará para siempre esta fabulosa sensación de maestría.

Bibliografía, Ann M. Seiden, The sense of maestry in childbirth experience
Maruca Viel Temperley, Instructora en psicoprofilaxis del parto

 

Si te gusto esta nota, te recomendamos leer: 

 

Copyright Siendo Madre

- Siendomadre

1 opinión en “¿Cómo llegar bien preparada al parto?”

  1. Nosotros estamos a dos semanas de la fecha de parto…en medio tenemos eventos que son parte importante de la flia, pero no tanto como la espera de nuestro primer hijo Vito. Estos eventos hacen que no tenga tan presente los nervios del parto, pero si cuando lo recuerdo, me da incertidumbre. Suelo pensar en que podre, en que si muchas han podido una tambien, le hablo mucho a Vito y le pido que trabajemos juntos, que esto es un momento de trabajar en equipo por primera vez. Espero tener el parto vaginal que hasta ahora venimos programando pero si algo cambia tambien tengo que estar abierta a esa posibilidad. Ojala pueda contarles que fue un hermoso parto.

Deja un comentario