El estrés provoca infecciones vaginales

El estrés provoca infecciones vaginales

Los especialistas aseguran que es muy frecuente que las mujeres “canalicen” sus situaciones estresantes por su lado más sensible, por ejemplo en infecciones vaginales ¿Cómo cuidarse?

Las infecciones vaginales se producen cuando la mucosa, que está recubierta por bacterias y hongos (microorganismos no patógenos, es decir que no producen daño) es invadida por otros microorganismos que sí pueden provocar enfermedad. Esto ocurre, generalmente, cuando se altera el pH habitual, que actúa como defensa frente a agresiones o infecciones externas, impidiendo el crecimiento de bacterias.

Sofocadas por el estrés
Más allá de las defensas que nos brinda el propio cuerpo, el estilo de vida actual de la mujer hace que esté de aquí para allá todo el día: sentadas mucho tiempo en la computadora, teniendo que hacer mil cosas a la vez, y en medio de un estrés terrible.

Entonces puede ocurrir que la limpieza del área vaginal no sea la adecuada, sobre todo si se tiene en cuenta que en la consulta con el ginecólogo no siempre se dice todo lo que debería decirse, o no se habla todo lo que hay que hablar y explicar.

Lo que ocurre es que a diferencia de cuando el eje de la problemática es otro factor que probablemente pueda solucionarse con tratamiento, cuando hablamos del estrés, podríamos decir que si eso no se soluciona definitivamente, será muy difícil evitar la recurrencia de las molestias o las complicaciones entre las que se destacan las infecciones del área vaginal.

La consulta se genera recién después que haya aparecido la infección como consecuencia por ejemplo de la disminución de las defensas producto del estrés. Una vez llegado a ese punto, muchas pacientes no entienden que por más que no se trate de complicaciones serias, aunque sí muy molestas, hasta que no se elimine el factor que las está produciendo, no se puede erradicar el problema.

 Tratamiento
Este es muy importante y fácil de hacer porque se basa simplemente en una mejor higiene, para lo cual hay herramientas sumamente efectivas como los jabones líquidos. Es importante higienizarse no sólo al bañarse sino también varias veces más al día, especialmente si la mujer se encuentra menstruando, si pasó mucho tiempo sentada, si tiene puesta ropa muy ajustada o si tuvo una relación sexual.

Síntomas de alerta
Entre estos se encuentran la picazón, el ardor, la sensación de irritación, o la presencia de olores.

Hay que consultar con un especialista y no tener vergüenza. A lo largo de la vida reproductiva no existe una mujer que no haya tenido una infección en la zona vaginal. Esto se relaciona con factores externos e internos o propios de cada una, como por ejemplo la presencia de diabetes o patologías endocrinológicas.

Estar en pareja reduce el estrés
Una reciente investigación reveló que la gente con compromisos a largo plazo tiene un patrón hormonal diferente que reduce el estrés.

Para todos aquellos que defenestran las relaciones románticas, un estudio demostró que el estar en pareja ayuda a que la vida sea más tranquila. Las personas que están acompañadas pueden manejar mejor las situaciones difíciles de la vida.

Se concluye a partir de estos estudios que las personas sin pareja reaccionan más fuertemente al stress psicológico, un hallazgo consistente con la creciente evidencia que muestra que el estar con alguien afectivamente y el apoyo social pueden funcionar como amortiguadores al estrés.

Por último, recuerda visitar a tu ginecólogo con periodicidad ¡Tu salud es primordial!

¿Cuándo fue tu última consulta?

 Copyright Siendo Madre

 

 

- Siendomadre

Deja un comentario