Los 10 errores más comunes que cometemos los padres

Los 10 errores más comunes que cometemos los padres

La vida de una familia no puede regirse por los dictados de un libro. La misma es una combinación de personalidades y circunstancias.

Sin embargo, aunque ames a tus hijos, los atiendas… procurá evitar los 10 errores más comunes que la mayoría de los padres solemos cometer.

  1. Pelear delante de tus hijos:
    Esto no significa que no podamos discutir o que nunca estemos enojados. Pero, lo que no es conveniente es “pelear” en todo el sentido de la palabra, agredirse verbalmente. Los niños se asustan frente a estas situaciones y perciben que todo está fuera de control.
  2. No tener rutinas diarias:
    Es muy importante que en un hogar haya ciertas rutinas preestablecidas: horario de las comidas, del baño, de ir a dormir, etc.
  3. No ser coherente con la disciplina:
    A veces, que los niños derramen el vaso en la mesa puede ser gracioso, otras; una indisciplina digna de ser castigada. De ser así, la disciplina pareciera residir en el humor de los padres. Los chicos necesitan que seamos coherentes y consistentes con las normas que dictamos.
  4. Estar apurados todo el tiempo:
    Es horrible para nuestros hijos despertar todas las mañanas corriendo por el tiempo: “Apúrense que llegamos tarde al jardín“. El apuro nos quita el placer natural de disponer con tranquilidad de momentos para despertarlos, hacer fiaca con ellos, darles el desayuno, caminar en la calle de la mano.
  5. Estar siempre pendientes de ellos:
    Muchas veces se escuchan comentarios tales como: “no importa la edad que tengan los hijos, siempre serán pequeños para los padres“. Por supuesto que es lógico sentir preocupación por nuestros hijos. A medida que ellos crecen y se dan cuenta de nuestras inquietudes, pueden gozar del increíble placer de jugar con nuestros más profundos temores y torturarnos con referencias casuales a los riesgos que ellos asumen cuando no estamos cerca. Por esto, nuestra preocupación por saber cómo están no ha de ser obsesiva. Los chicos necesitan libertad para crecer.
  6. Hacer muy poco por los chicos:
    Algunas personas están convencidas de que cuantas más actividades tengan sus hijos, serán mejores adultos. Tal vez haya que recordar lo malo que es presionar a los chicos con tantas actividades, de lograr tantos éxitos…. y sea hora de revalorizar los momentos compartidos entre padres e hijos los fines de semana sin calendario previo, satisfechos por el sólo hecho de estar juntos.
  7. Hacer demasiado por los chicos:
    Cuantas veces seguimos visitando a nuestros hijos cuando saben hacerlo solos. Debemos entender que ha llegado el momento de permitirles ciertas libertades, de no ahogarlos con tanta presión, de asumir que han crecido y que cada vez más cosas que pueden hacer por sí mismos.
  8. Pensar que los otros padres son mejores que nosotros:
    ¿Porqué nos tiene que importar tanto lo que otros padres hacen? ¿Estamos más preocupados por nuestros hijos o por ganarnos el premio a mejores padres? ¿Queremos que nuestros hijos verdaderamente disfruten de su tiempo libre o estamos compitiendo con otros padres por ver quién busca una mejor actividad para los niños?
  9. Pensar que los otros niños son mejores que los nuestros:
    Medir los logros de un chico con respecto a otro es un tremendo error y casi siempre lo cometemos. Un padre no puede sentirse satisfecho por los éxitos de su hijo en comparación con los fracasos de otro niño. Cada padre debe aprender a apreciar los talentos de su hijo y a valorar sus logros.
  10. Amenazar continuamente:
    Los chicos saben cual es el mecanismo de nuestras amenazas: asustarlos por un rato y después dejar todo sin efecto… Por eso, en la medida que puedas, no repitas tus amenazas.

Por último, tengamos en cuenta que como personas cometemos errores y que esto de ser padres se trata, ni más ni menos, de aprender diariamente junto a ellos, nuestros hijos, cómo ser mejores.

Coppyright Mam’s & Baby’s

Si te gustó esta nota, te recomendamos leer:

- Siendomadre

1 opinión en “Los 10 errores más comunes que cometemos los padres”

  1. Muy linda la nota. Hace muy poquito tiempo que soy mamá y día a día me doy cuenta que no existen “reglas” ni “instrucciones” es un aprendizaje de prueba y error constante!. Por suerte, como existe un amor mutuo tan intenso y sincero, es más fácil remediar los errores. Saludos!

Deja un comentario