Los abuelos de hoy no son como los de antes

Los abuelos de hoy no son como los de antes

Los abuelos de nuestra generación cumplen un rol fundamental en la crianza de nuestros hijos. Son grandes transmisores de experiencias, fuente de conocimiento ¡Qué enriquecedor es que pasen tiempo con nuestros hijos! Veamos su función

Así como los tiempos cambian y las estructuras familiares evolucionan, los abuelos de hoy ya no son lo que eran antes.

Hace unas cuantas generaciones atrás, los abuelos tenían un papel protagónico en la crianza de sus nietos. Todavía hoy podemos ver en algunos ambientes sociales que este rol perdura y son ellos quienes se ocupan de la educación y cuidado de sus nietos.

Generaciones que suman
Estos se diferencian de los abuelos “niñeros” que cuidan a sus nietos mientras los padres van a trabajar, generalmente por una cuestión económica o porque prefieren el cuidado de un abuelo antes que la guardería.

El abuelo actual tiene una vida más larga, una salud que se conserva mejor. La mayoría se mantiene en actividad por más tiempo, y es así como continúan ejerciendo su profesión, manejando su negocio o inclusive estudiando algo nuevo pensando en los años que le quedan por delante. Sus tiempos son otros y sus necesidades también.

Los abuelos son fuente de conocimiento
Ahora bien, estos cambios nos pueden llevar a pensar que los abuelos han perdido importancia o vigencia frente a sus nietos, desvalorizando su rol de transmisores de experiencias. Sin embargo, no es así.

Los niños necesitan de la relación con sus abuelos porque ellos son una fuente de sabiduría y conocimiento. Nos transmiten la herencia familiar a través de sus narraciones y enseñanzas. Nos hablan de nuestra historia, de nuestros orígenes y en forma sabia transmiten la importancia de aprovechar la juventud, de asimilar las frustraciones, recurriendo para ello a sus experiencias de vida.

Los abuelos de hoy pueden disfrutar no sólo de la infancia, sino de la juventud y hasta madurez de sus nietos. Esto sí que es algo nuevo.

Revalorizando el vínculo
Este maravilloso vínculo es un camino de ida y vuelta, ya que los abuelos, a su vez, redescubren en sus nietos aquellos aspectos lúdicos, su creatividad, la capacidad de asombro que habían quedado quizás olvidados.

Para los abuelos de hoy se abre una gran oportunidad que tiene que ver con el desafío a seguir explorando y potenciando esta relación tan particular que implica un amor especial.

Lic. Andrea Oriani de Boselli

Copyright Siendo Madre

Si te gustó esta nota, te recomendamos leer:

 

- Siendomadre

Deja un comentario