Parecidos: ¿azar o genética?

Parecidos: ¿azar o genética?

¿Mi hijo tendrá ojos oscuros o claros? ¿Heredará la personalidad del padre? ¿Será buen deportista? ¿Qué está en juego,… la genética o el azar?

Cada célula del cuerpo contiene en su núcleo el ADN que está agrupado en los cromosomas donde están los genes.  Los cromosomas constituyen el genotipo que nos convierte en seres únicos e irrepetibles.

70 billones de combinaciones
Los cromosomas se encuentran en pares hasta completar el número 23. Uno de los integrantes de cada par es provisto por nuestra madre y el otro por nuestro padre.

Durante la división celular, tanto en el óvulo como en el espermatozoide, los cromosomas se reparten y proporciona la información que hará de nuestro hijo un ser distinto.

Es decir, los cromosomas salen luciendo una nueva combinación de caracteres hereditarios que provienen la mitad de cada progenitor. El entrecruzamiento funciona como una coctelera que, al mezclarse, hace que surja un ser completamente distinto al resto.

Esto es lo que hace que cada uno de nosotros sea único e irrepetible. Una pareja puede concebir 70 billones de descendientes diferentes.

¿A quién se parece?
El ADN contiene la información que le indica al organismo cómo desarrollarse: organiza la formación de órganos y carga la información de las características hereditarias.

Los genes contienen los datos que definirán determinados caracteres. Cada gen puede ser dominante o recesivo ¡El dominante se impone siempre! por ejemplo; el cabello oscuro. El recesivo, en cambio, es aquél que ante la presencia de un gen dominante pasa inadvertido, como los ojos claros. La única forma en que un gen recesivo puede sobreponerse al dominante es uniéndose a otro gen recesivo. Es decir que, para tener un hijo rubio, esta característica debe ser heredada de ambos progenitores. Esto no significa que ambos papás tienen que ser rubios. Una persona puede contener esos datos en sus genes y no verse rubia ¿Cómo?

¡Fácil! Un gen para el cabello claro pasaría inadvertido ante la presencia de un gen para el cabello oscuro, ¡pero no desaparecería! Se mantendría escondido y podría ser heredado a un descendiente que, al unirse con otro gen igual proveniente del otro progenitor, heredaría el cabello claro. Por esto, padres de ojos castaños pueden tener hijos con ojos claros.

¿Niño o niña?
Los cromosomas sexuales pueden ser X o Y. Los óvulos sólo portan cromosomas X y los espermatozoides llevan
cromosomas X ó Y. De la unión de un X materno con un X paterno nacerá una niña. En cambio, si se combinan un X y un Y nacerá un niño.

Es el espermatozoide el que define el sexo. La probabilidad de que nazca un bebé de un sexo u otro es de 50%.

Grupo sanguíneo
Cada persona tiene un tipo específico de grupo sanguíneo con su particular RH, que es determinado por los genes. Puede ser A, B o 0. Sólo pueden tenerse dos de ellos:

  • Grupo A: tiene dos genes A (AA); o un gen A y un gen 0 (AO).
  • Grupo B: tiene dos genes B (BB); o un gen B y un gen 0 (BO).
  • Grupo (AB): tiene un gen A y un gen B (AB).
  • Grupo 0: tiene dos genes 0 (00).

 

Parecidos
¿Cómo se verá nuestro hijo?
¿De quién heredó sus características? Las abuelas podrán explayarse sobre el tema, pero lo cierto es que sus facciones no siempre serán como las de mamá, papá, o el abuelo. Tendrá sus propias características.

Las características físicas no son lo único que se hereda. Lo mismo sucede con ciertas aptitudes, habilidades y rasgos de carácter. Pero, ¿cuántas familias de abogados dieron a luz a un bailarín?

Sin duda, al definir nuestras características personales genéticas, ¡el azar juega un papel primordial e impredecible y nos convierte en seres únicos y distintos a cualquier otro!

Frente a la pregunta ¿a quién se parece?, a respuesta debiera ser “¡A sí mismo!!!”

Copyright Siendo Madre

Si te gustó esta nota, te recomendamos leer:

- Siendomadre

Deja un comentario