Lastimaduras (lesiones de la piel)

Lastimaduras (lesiones de la piel)

La piel actúa como barrera para los gérmenes, protege de las agresiones mecánicas, químicas y térmicas y participa en la regulación de la temperatura corporal.

Las lastimaduras de la piel que se presentan más frecuentemente en el hogar son las heridas leves, las raspaduras o excoriaciones y las quemaduras.

Las heridas leves afectan la piel y tejidos superficiales sin ocasionar daños importantes. Pueden ser cortantes, producidas por latas, vidrios y cuchillos o bien punzantes, por elementos capaces de perforar la piel (Clavos, agujas, anzuelos, etc.)

Las raspaduras, se producen como consecuencia del roce de la piel sobre superficies duras. En general, son poco sangrantes y dan sensación de ardor.

Cuando se producen estas lesiones es necesario que retires la ropa si ésta cubre a la lesión y observes su tamaño y profundidad. Debes limpiar la herida con agua y jabón, aplicar un cicatrizante tópico y luego cubrirla con una bandita, gasa o apósito.

Copyright Mam’s & Baby’s

- Siendomadre

Deja un comentario