Quemaduras

Quemaduras

A esta edad, tu hijo agarra cualquier objeto cercano que le llame la atención. La cocina es un lugar particularmente peligroso así que mantenete muy atenta a sus movimientos si es que no podés dejarlo a cuidado de otra persona o en su silla mientras estás preparando la comida.

Consejos útiles:

  • No lleves comida o líquidos calientes mientras tengas a tu hijo en brazos.
  • No lo dejes solo en una habitación que tenga aparatos calientes (estufas, vaporizadores). Si esto es impracticable, poné barreras alrededor de estos artefactos.
  • No dejes comida o bebida caliente a su alcance.
  • Controlá la temperatura de los líquidos y comida que hingiere, así como la temperatura del agua del baño.
  • Dejá fuera de su alcance cualquier aparato que pueda generar calor (tostadora, plancha, etc.).
  • En caso de quemaduras, colocá agua fría en la zona afectada. Llamá de inmediato al médico. Quemaduras

El chico que sufre una quemadura de importancia recibe un trauma que le dejará hondas huellas. La quemadura produce una agresión física y psíquica que lo incapita temporalmente para efectuar sus actividades. Estas quemaduras implican una internación prolongada y deberá soportar curaciones dolorosas que trastornan su vida y la de su familia. El período de recuperación es, en general, más largo que en otro tipo de lesiones y su convalecencia más prolongada, dejando así secuelas visibles y perturbaciones en la esfera afectiva.

La mayor parte de las quemaduras se producen por accidentes debido a apresuramientos, distracciones, incapacidad o negligencia.

Según la Organización Mundial de la Salud, el 45 % de los accidentes se producirían en el hogar, transformando a éste en uno de los lugares de mayor riesgo, tanto para el chico como para el adulto. La incidencia de estos, en los distintos ambientes de una casa, hace que la cocina sea el lugar más peligro, seguido por el dormitorio y el baño, siendo los chicos entre 1 y 6 años las víctimas más frecuentes.

¿Qué hacer con un quemado?

  • En toda quemadura sólo se debe poner agua fría, cubrir la herida con una sábana limpia y recurrir al médico.
  • Si a alguien que está cerca nuestro se le prendiera fuego la ropa, debemos tirarlo al piso, no dejarlo correr, hacerlo rodar y, de ser necesario, cubrirlo con una manta para ahogar las llamas. Mojar la herida con agua fría, cubrirla con una sábana limpia y recurrir al médico.
  • El agua refresca la piel, calma el dolor y no permite que la herida se profundice por la acción del calor residual.

Copyright Mam’s & Baby’s

- Siendomadre

Deja un comentario