Cuidado bucal para principiantes

Cuidado bucal para principiantes

Cuando surgen los primeros dientitos, el tema del cuidado bucal se torna central, ya que ellos tienen un papel decisivo en el futuro desarrollo de la dentición.

Con su ayuda, el niño aprenderá a “comer como los adultos” y dará un gran salto en el desarrollo del habla. Los dientes son, de hecho, una condición necesaria para la correcta articulación de los sonidos. El movimiento diario de la masticación también estimulará el crecimiento continuo de la mandíbula. Los dientes de leche están allí para “reservar” el lugar para la dentición permanente: los futuros dientes se acomodarán en la posición ocupada por sus antecesores. Si un diente de leche cae prematuramente, debido a una caries, puede ser que los vecinos se desplacen para “ocupar” el lugar vacío, el diente que sigue no tendrá espacio y tendrá que apiñarse para encontrar su camino. Por lo tanto, hay muchos motivos para cuidar bien de la dentición de leche desde el primer día.

Existen cuatro etapas que auxilian el desarrollo oral del niño: succión, masaje, entrenamiento y limpieza. Las bases para un desarrollo oral saludable, son lanzadas inmediatamente después del nacimiento por el amamantamiento materno, ya que permite que el bebé aprenda a succionar correctamente.

A lo largo del desarrollo oral, su hijo pasará por otras tres etapas de aprendizaje: en primer lugar viene el masaje, porque tan pronto como los dientes comienzan a salir, los bebés sienten una gran necesidad de masajear las arcadas maxilares y las encías.

Cuando los primeros dientecitos ya surgen, siguen las etapas tres y cuatro: entrenamiento y limpieza. Cepillar los dientes es algo que necesita ser aprendido. Un set de entrenamiento para higiene bucal, compuesto por entrenadores y cepillos especiales de entrenamiento, es ideal para enseñar a los pequeños a cuidar de sus primeros dientitos. Con sus “cerdas de silicona” suaves y resistentes a las mordidas, el cepillo de entrenamiento limpia suavemente las puntas visibles de los primeros dientecitos.

Aproximadamente, cerca de los doce meses, es el momento de que el bebé tenga su propio cepillo de dientes. Para la boquita delicada del bebé, usted debe utilizar un cepillo especial de inicio, con cabeza redondeada y cerdas suaves.

Conocé la línea de Cepillos NUK

http://www.nukargentina.com.ar/products/dental_care

- Siendomadre

Deja un comentario