La lactancia fortalece al bebé

La lactancia fortalece al bebé

La lactancia permite al bebé ser más fuerte y no sólo gracias a las cualidades nutricionales de la leche materna, que hacen que el bebé se sienta satisfecho y feliz. Al mismo tiempo, los bebés durante la lactancia ejercitan sus músculos maxilo – faciales y aprenden a absorber e ingerir.

El pezón de la madre y la boca del niño, encajan perfectamente uno al otro. Cuando la boca del bebé toca el pezón de la mamá, se acciona en el bebé el reflejo de búsqueda y apertura de la boca. En ese momento, la mamá necesita direccionar y apoyar la cabeza del niño, de tal forma, que la boquita agarre el pezón y la areola. Es así que el bebé aprende la manera correcta de cerrar los labios. Ahora, él empuja la mandíbula hacia el frente y hacia atrás, con movimientos ondulares de la lengua. Es de esta forma que el niño retira la leche del pecho.

La lactancia no sólo sirve para alimentar al bebé; también desempeña otras funciones importantes. La lengua y los músculos que más tarde serán usados en la masticación son entrenados, el bebé aprende esos movimientos poderosos y sincronizados, que ayudan a promover el crecimiento de la mandíbula y de los huesos faciales. Pero no es sólo eso. En cada mamada, el bebé tiene que “trabajar” su cuerpo, entrenando los músculos del rostro y del cuello, en dirección de los hombros.

Por lo tanto, la lactancia es un verdadero “fisicoculturismo” para los pequeñitos y lanza las bases para una posterior buena postura corporal.

Conocé la línea de Amamantamiento NUK

http://www.nukargentina.com.ar/products/breastfeeding

- Siendomadre

Deja un comentario