Diarreas de verano

Diarreas de verano

En el verano se acerca el peligro de las diarreas. Por esto, hay que extremar todas las medidas de cuidado para evitarlas. Al saber más acerca de esta enfermedad te ayudará a prevenirla.

¿Cómo distinguir la diarrea?

Los bebés alimentados a pecho pueden tener normalmente deposiciones líquidas y frecuentes. Los que ya comen papillas y otros alimentos sólidos pueden comer alguna cosa que temporalmente les provoque deposiciones más líquidas de lo habitual y además existen variaciones normales en el número de deposiciones diarias que cada chico presenta. En ninguno de estos casos estamos frente a una diarrea.

Entonces, ¿cuándo hablamos de diarrea? En términos generales, podemos decir que se considera que un chico presenta diarrea aguda cuando en forma brusca aumenta la frecuencia de sus deposiciones o disminuye la consistencia de las mismas.

¿Cuáles son las causas?

Las más frecuentes son las de origen infeccioso y por trastornos alimentarios. En la mayoría de los casos, las diarreas infecciosas son causadas por un virus. Otras veces, la causa puede ser alguna bacteria que se ingiere a través de utensilios, agua o alimentos contaminados.

¿Qué hacer frente a un cuadro de diarrea?

Tanto las diarreas de origen viril como alimentario son autolimitadas. El tratamiento efectivo consiste en una dieta adecuada y en reponer líquidos por boca.

Los líquidos se reponen básicamente con agua de arroz. ¿Cómo se prepara? Hirviendo un puñado de arroz común en un litro de agua hasta que ésta se reduzca a la mitad. Luego, hay que colarla y agregarle una pizca de sal y agua hasta completar un litro. Otra solución: hacer lo mismo, hirviendo un kilo de zanahorias en un litro de agua. También podés preparar una limonada, en un litro de agua tenés que poner el jugo de limón más 4 cucharadas de azúcar y una pizca de sal.

La dieta será astringente y libre de lactosa, sustancia contenida en la leche. Nunca se suspenderá el pecho. Los alimentos que vayas incorporando a la dieta de tu bebé en forma gradual serán arroz, polenta, zanahoria, banana, manzana y gelatina. Cuando te asegures que todo va bien podrás agregarle carne magra de pollo y compota de membrillo.

En cuanto a los medicamentos, los llamados preparados anti diarreicos en términos generales son potencialmente peligrosos y pueden complicar un problema relativamente leve. Muchos de ellos contienen antibióticos que no son necesarios en la mayoría de las diarreas.

Medidas de prevención:

  • Higienizar adecuadamente los utensilios que usa tu hijo para comer.
  • Mantener los alimentos a temperatura óptima.
  • Tener cuidado con el agua. Debe ser hervida, mineral o sometida a algún tratamiento químico adecuado.
  • Esterilizar mamaderas, chupetes y tetinas.
  • Lavar tus manos antes de preparar la comida del bebé y cada vez que vas al baño.
  • Lavar cuidadosamente las frutas y verduras.
  • Proteger los alimentos de la contaminación por moscas u otros insectos.

La diarrea es muy rara en los chicos alimentados a pecho. Esta es una de las tantas razones por las cuales los especialistas recomiendan estimular la alimentación con leche materna.

Algunas mamás tienen por costumbre añadir a las mamaderas una cantidad excesiva de azúcar, esta es una de las causas más comunes de las diarreas de origen alimentario. Es muy común atribuirle a la sobrealimentación la causa de la diarrea, siendo estos los casos menos frecuentes.

Copyright Mam’s & Baby’s

- Siendomadre

Deja un comentario