Gripe

Gripe

La gripe es un enfermedad viral, estacional de fácil transmisión de persona a persona.

Es una enfermedad muy contagiosa, especialmente en comunidades cerradas, pudiendo afectar en poco tiempo a gran cantidad de personas. Se transmite por diversas formas, contacto directo, por gotitas (microgotas) nasofaríngeas que se liberan al toser, hablar o estornudar, o por fómite a través de objetos. El período de mayor contagiosidad es 24 h antes del comienzo de los síntomas y 2-3 primeros días de la enfermedad.

La importancia de su prevención radica es que la enfermedad produce un aumento de consultas médicas, internaciones, genera ausentismo escolar y laboral y aumento en los costos de salud.

Debido a que los síntomas de la gripe son parecidos al resfrío común, es frecuente que las personas piensen que son la misma enfermedad.

Síntomas Resfrío Gripe
Fiebre Escasa o nula Alta en general mayor a 39º C
Dolor de cabeza Rara vez Frecuente e importante
Fatiga y decaimiento general Leve Importante y con duración de 2 a 3 semanas
Catarro nasal Frecuentemente A veces
Tos Seca y luego catarral Seca y puede ser intensa
Estornudos y dolor de garganta Frecuentemente A veces
Dolores musculares Leves Usuales y pueden ser de moderados a intensos
Problemas respiratorios Rara vez Moderados y si se complica, pueden ser importantes
Postración No es necesario guardar cama Al comienzo de los síntomas y marcada
Agente etiológico Adenovirus, parainfluenza,
rinovirus, entre otros.
Influenza

La enfermedad puede ser eficazmente prevenida con la vacunación.

La vacuna antigripal ha sido incorporada al Calendario Nacional de Inmunizaciones en:

Embarazadas en cualquier trimestre de embarazo.

* Puérperas con niños menores de 6 meses que no hayan recibido la vacunación en durante el embarazo.

* Niños de 6 meses a 2 años de edad.

* Mayores de 65 años de edad.

* Personal de Salud.

* Niños mayores de 2 años de edad y adultos que presente factores de riesgo (asma, fibrosis quística, diabéticos, renales crónicos, entre otros).

Se debe aplicar anualmente, especialmente antes de la circulación viral (mes de marzo), considerando que se necesitan 14 días aproximadamente para generar protección contra la enfermedad una vez aplicada la vacuna.

La incorporación de la vacuna en los grupos antes expuestos, está relacionada a que dicho grupo tiene entre 2 a 5 veces mayor riesgo de requerir hospitalización si adquiere la enfermedad.

La recomendación de la vacunación por fuera de estos grupos especificados está aconsejada según la actividad individual.

Las personas en edad escolar, viajeros, y aquellos que trabajan en oficinas o en atención al público donde hay gran afluencia de personas, presentan alto riesgo de contagio por encontrarse en ámbitos cerrados, mal ventilados, y durante largos períodos de tiempo.

Dra. Ana Laura Chattás, Gerente del COMITÉ CIENTÍFICO de VACUNAR S.A.

- Siendomadre

Deja un comentario