UN DUO AMOROSO: LA MAMA Y EL BEBÉ

Al gestar una nueva vida, tu organismo se prepara para poder proporcionar los nutrientes necesarios para el desarrollo de tu bebé, tanto durante el embarazo, como luego del nacimiento por medio de la lactancia. Por eso, las necesidades diarias de algunos nutrientes se pueden ver aumentadas. Mantener una alimentación adecuada es esencial para el desarrollo del bebé dentro del útero y para tu protección. Después del nacimiento, la nutrición de tu hijo depende fundamentalmente de la lactancia.  El estado nutricional antes y durante el embarazo y en el período de lactancia tiene un importante

Impacto en tu salud y la de tu hijo, es por eso que, es fundamental mantener una alimentación equilibrada.

La alimentación durante el embarazo es de vital importancia para la adecuada formación y crecimiento del bebé. Existe una relación entre la alimentación de la mamá antes y durante la gestación con la salud y crecimiento del niño.

Para cubrir los requerimientos del bebé por nacer, Durante el embarazo, la placenta transporta calcio tu organismo atravesará numerosos cambios que hacia el bebé para la formación de su esqueleto tienen como objetivo que puedas “pasarle” calcio y para garantizar el funcionamiento normal del sin que se vean alterados los niveles de este mineral sistema nervioso, circulatorio y muscular.

¿Sabías que… se recomienda que la mujer consuma más calcio durante el embarazo?

La ingesta en el embarazo debe aumentar un 20%, por lo tanto, pasa a ser de 1.200 mg diarios, por lo cual es necesario un cuidado especial de la alimentación. Si el calcio que consumís en la dieta es insuficiente,  el bebé lo obtendrá de tus huesos. 

- Siendomadre

Deja un comentario